Uso de las muletas

Una de las cosas que siempre nos preguntamos cuando debemos usar muletas, es cómo ajustarlas y utilizarlas correctamente. Aquí damos unas nociones básicas.

  1. ¿Cómo ajustar correctamente las muletas?: Para saber si las muletas están bien ajustadas a la altura del enfermo, éste, de pie, debe mantenerlas con los codos flexionados 30 grados y las manos situadas a nivel del trocánter (el relieve óseo más prominente al lado de la cadera).
  2.  

  3. ¿Cómo utilizar correctamente las muletas sin apoyo?: Si el apoyo está totalmente prohibido, puede ir “a la pata coja” dando pequeños saltitos, o puede hacerse la técnica llamada “del paso simulado”, en el que uno hace un pequeño paso normal, pero la pierna operada solo roza el suelo y el peso es trasladado a las muletas.
  4.  

  5. ¿Cómo utilizar las muletas con apoyo parcial?: Cuando el apoyo está parcialmente autorizado, hay que apoyar solo parte del peso en el pie, y parte del peso en las muletas. Para calcularlo, se puede utilizar una báscula de baño: coloque la báscula delante de la pierna operada, y apóyese en las muletas. Si solo le han autorizado, por ejemplo, apoyar una tercera parte del peso de su cuerpo y pesa usted 75 kg, empuje con el pie “malo” en la báscula del baño hasta que en el indicador salgan 25 kg. Hágalo varias veces y memorice la sensación de estímulo de carga que ha necesitado para que salgan estos 25 kg, para aplicarlo cuando ande con esta carga parcial.
  6.  

  7. ¿Cómo andar, en la práctica, con dos muletas?: En la práctica es útil considerar que las muletas acompañan siempre a la pierna operada:
    • Manténgase de pie sobre la pierna sana.
    • Avance las muletas unos 50 cm delante de usted.
    • Avance la pierna operada situándola a la altura de las muletas (puede hacerse casi simultáneamente con las muletas)
    • Nos apoyamos en las muletas para avanzar la pierna sana.
    • Traslade su peso sobre la pierna sana para hacer el paso siguiente.

    Cuando utilice una sola muleta (es decir, cuando le hayan autorizado ya una carga casi completa), manténgala en el lado sano y hágala avanzar con la pierna operada.

  8. Subir escaleras con muletas
  9. Igual que en el caso anterior, recordamos que las muletas acompañan a la pierna operada. Es necesario subir las escaleras de una en una, y en tres tiempos:

    • 1º tiempo: ponga la pierna sana sobre el peldaño superior, mientras que la pierna operada y las muletas están en el peldaño anterior, apoyando el peso sobre las muletas.
    • 2º tiempo: tomando apoyo sobre la pierna sana, impúlsese y levante la pierna operada al mismo tiempo que las muletas hasta alcanzar el peldaño.
    • 3º tiempo: los dos pies y las muletas ya están en el mismo peldaño, comenzamos nuevamente el proceso pasando la pierna sana al siguiente escalón.

     

  10. Subir escaleras con muletas
  11. Bajar las escaleras se hace también de peldaño en peldaño y en tres tiempos:

    • 1ª tiempo: poner las dos muletas en el peldaño inferior apoyándose sobre la pierna sana.
    • 2º tiempo: bajar la pierna operada, que acompaña a las muletas al tiempo o un poco después.
    • 3º tiempo: bajar la pierna sana, situándola en el peldaño inferior junto a la otra y las muletas. Una vez que volvemos a tener las muletas y las dos piernas en el mismo escalón, repetimos la operación para bajar el siguiente.
Anuncios