Fractura de Rótula quirúrgica

Existen muchos tipos de fractura de rótula, la mayoría de las cuales precisan de una intervención quirúrgica para lograr una buena consolidación de la fractura.

La intervención quirúrgica consigue realinear los fragmentos de hueso roto, pero la consolidación definitiva de su fractura no aparecerá hasta transcurrido un tiempo.

El programa de rehabilitación, hasta conseguir una marcha parecida a la normal, puede durar unos meses.

Como complemento de las recomendaciones aportadas por su Traumatólogo y que figuran en su informe, aquí puede encontrar unas indicaciones generales.

  • Se recomienda utilizar calzado cómodo, cerrado y que sujete el pie.
  • Procure evitar las caídas preparando el domicilio antes de la cirugía: retirar alfrombras y cables, añadir sujeciones en el baño…
  • Debe caminar ayudado/a de andador/muletas que le permitan realizar una descarga del 50% de su peso sobre la rodilla operada durante las 2 primeras semanas.
  • Dentro de su inmovilización es importante realizar ejercicios de contracción muscular.
  • Al menos 6 veces al día debe practicar ejercicios movilizando las articulaciones que han dejado libre su articulación.
  • Una vez se retire la inmovilización, es importante realizar ejercicios de flexo-extensión (doblar y estirar) desde una postura de sedestación (sentado) sobre un plano duro y dentro del rango de movimiento que le permita su inmovilización. Sirven los ejercicios que podemos encontrar en: Ejercicios de Rodillas y Rehabilitación tras Prótesis Total de Rodilla
  • Estará más cómodo sentado en sillas altas.
  • Al menos 2 veces al día, deberían practicarle un suave masaje en los miembros inferiores desde el tobillo hasta la ingle si se lo permite su inmovilización.
  • No es aconsejable el encamamiento prolongado.
  • Es necesario mantener un buen nivel de higiene personal.
  • No debe olvidar cumplir la pauta medicamentosa que se le ha prescrito.

Vigile:

  • Si los dedos están azules, pálidos o fríos.
  • Si aparece enrojecimiento o secreción por la herida.
  • Si aparece en el miembro operado sensación de adormecimiento, pinchazos como de agujas y hormigueo.
  • Si tiene fiebre (Tª mayor de 38ºC).
  • Si presenta dolor creciente y constante que no mejora aún cuando toma los analgésicos pautados.

En caso de que aparezca cualquiera de estas o alguna otra complicación, debe usted adelantar su día de revisón o acudir al área de Urgencias de este Hospital si su Médico de Cabecera lo cree conveniente.