Fractura de codo

Existen muchos tipos de fractura de codo, precisando gran parte de ellas tratamiento quirúrgico para mejorar la posición de los fragmentos y favorecer la consolidación del foco.

Aunque la intervención quirúrgica suele conseguir enlazar los fragmentos de hueso roto de manera que se considera el foco de fractura suficientemente estable, la consolidación definitiva no estará presente hasta pasado un tiempo, salvo complicaciones.

Como complemento de las recomendaciones realizadas por su traumatólogo, aquí puede encontrar unas recomendaciones básicas.

  • Mientras tenga la inmovilización que se le ha colocado debe realizar movilizaciones activas con las articulaciones que han quedado libres, movilizando con frecuencia los dedos de la mano y el hombro.
  • Mientras no realice ejercicios, debe mantener el brazo en un cabestrillo (pudiendo utilizar un pañuelo ancho), manteniendo la mano más alta que el codo.
  • En los controles sucesivos se decidirá sobre la conveniencia o no de cambiar la inmovilización.
  • Se le explicará cuando puede comenzar ejercicios activos y pasivos de movilidad del codo.
  • Debe mantener cuidados de la inmovilización. No la ensucie ni la moje. No introduzca cosas entre la escayola y la piel para rascarse. Puede encontrar recomendaciones básicas para inmovilizaciones y vendajes en: Recomendaciones para pacientes con yesos y vendajes y Recomendaciones para yesos y vendajes en los brazos
  • No es aconsejable el encamamiento prolongado.
  • Es necesario mantener un buen nivel de higiene personal.
  • No debe olvidar cumplir la pauta medicamentosa que se le ha prescrito.

Vigile:

  • Si los dedos están azules, pálidos o fríos.
  • Si aparece en el miembro enyesado sensación de adormecimiento, pinchazos como de agujas y hormigueo.
  • Si tiene fiebre (Tª mayor de 38ºC).
  • Si presenta dolor creciente y constante que no mejora aún cuando toma los analgésicos pautados.

En caso de que aparezca cualquiera de estas o alguna otra complicación, debe usted adelantar su día de revisón o acudir al área de Urgencias de su Hospital si su Médico de Cabecera lo cree conveniente.